miércoles, 21 de octubre de 2015

Leyendo a Aurelio Arturo y hablando sobre Luis Vidales


Un fragmento de Morada al Sur del poeta colombiano Aurelio Arturo, fue parte del conversatorio organizado en Wilborada 1047 en razón del más reciente libro de Santiago Espinosa "Escribir en la Niebla"

En este conversatorio también participaron Federico Diaz-Granados y Juan Felipe Robledo

Frente al poeta colombiano Luis Vidales, Carolina Dávila habló sobre la mirada del poeta y lo que Vidales cuenta sobre el ruido y la necesidad del poeta del refugio y el silencio.



domingo, 31 de agosto de 2014

Carolina Dávila en WRadio

Carolina fue invitada, junto con el poeta argentino Daniel Valdman, al programa vidas W. En el programa conversan sobre sus vidas, el significado de ser poeta y cómo se vive la poesía en las sociedades contemporáneas.


lunes, 8 de octubre de 2012

Presentación del libro "Como las Catedrales"

Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura
República de Colombia
2010

El miércoles 7 de noviembre de 2012 en la biblioteca Fundadores del Gimnasio Moderno, Federico Díaz-Granados y Santiago Espinosa presentaron mi libro "Como las Catedrales" por el que recibí el Premio Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura de Colombia en 2010. Leí, así mismo, algunos poemas del libro.

A continuación los videos del evento, no se los pierdan.

Palabras de Federico Díaz-Granados



Palabras de Santiago Espinosa





Algunos de mis poemas



sábado, 18 de agosto de 2012

MUCHACHA QUE MIRA EL CREPÚSCULO


La noche golpea las nubes,
en su afán de conquista las enluta,
pero a las seis cuarenta y cinco el día resiste
y la luz que aguarda en el borde de la tierra
casi convence de la existencia de las cosas
que permanecen.

El día persevera en su brillo,
es terco
                                 aguanta.

No sobrevive la esperanza
aunque aspire el aire y sostenga los párpados
cuando asomen las lágrimas estará oscuro.

PASEO POR LA ALAMEDA


Para consolar sirve el clima
la lluvia que no encaja en los pronósticos
de una mañana rumbo al trabajo.

El frío que cala y traspone una calle
con árboles donde anidan pichones
críos de tristes pájaros amantes

Asoma una muchacha, avanza de alero en alero
con cuidado se guarece

no vaya ser que la moje el recuerdo
de la acera que atiende sus pasos
hoy,
por la mañana.